Acogida

La acogida, individualizada es el inicio de un proceso que tiene como objetivo la relación de ayuda y es el inicio de un proceso que tiende a mejorar las condiciones de vida de las personas.

La parte fundamental de nuestra identidad y nuestra misión es la acogida.

Cuando acogemos a la persona no miramos su procedencia, su religión o su tendencia política.

Nuestras acogidas van mas allá del dar respuestas a las principales demandas provocadas por la crisis (alimentación, vivienda, acceso al empleo…). Nos hacemos cercana a las personas, reivindicamos su dignidad, buscamos con ellos respuestas a sus necesidades y sus potencialidades.

De hecho tenemos participantes que ya forman parte de nuestro equipo de acogida, y los servicios de documentación, traducción y asesoramiento.

Muchas familias tienen este límite de lengua y acuden a las acogidas con sus hijos. En este ámbito hemos introducido los voluntarios nativos que pueden hablar directamente con los participantes y agilizar los trámites.

Después de la primera acogida empezamos el proceso de acompañamiento y de crecimiento personal para poder ayudar eficazmente a la personas.

Acompañamos a nuestros participantes en sus necesidades, el sentido y la participación activa y responsable (el empoderamiento).