Cáritas parroquial

La Parroquia, esta situada en un barrio de los más humildes de la ciudad; pero con vecinos muy devotos, que acuden diariamente a la misa.

Tenemos varios grupos para atender a nuestros participantes, que son nuestros vecinos más necesitados.

  • Acogida y acompañamiento
  • Sambori (repaso para niños)
  • Castellano para adultos
  • Costura básica
  • Pastoral de la Salud. (visitadoras de enfermos y personas en soledad)

Cáritas y dentro de este grupo, tenemos el programa “Sambori”, que se trata de ayudar a los niños en el deber del colegio, desde primero de primaria, hasta final de secundaria.

Acompañados de un profesor y varios voluntarios dos días a la semana. También damos clases de castellano a personas adultas, dos días a la semana, y costura básica.

Visitadores de enfermos y de personas en soledad.

Dos días de la semana acogemos a todas aquellas personas para cubrir sus necesidades más básicas como pueden ser la comida, la ropa, etc.

Nuestro Párroco integró en el Consejo Parroquial a nuevos miembros, por una parte representación de una asociación de vecinos, también un miembro del profesorado del Centro Escolar de la zona y un miembro para hacer de enlace entre la parroquia y las instituciones sociales.

Ante la necesidad de ver a tantos hermanos nuestros con frustraciones de todo nivel, afectivo, carencias básicas, pobrezas de todo tipo y faltos de AMOR. En Cáritas vemos muchas situaciones de supervivencia y en ellos reconocemos a Jesús, son ellos los que nos fortalecen para seguir trabajando, ellos con su testimonio de vida y debemos de hacerlo saber al mundo que no lo ve, hacerles visibles, darles sitio y cabida en nuestra sociedad, en la sociedad de todos y para todos.

No somos muchos voluntarios; pero estamos bien organizados, en el equipo de Cáritas estamos de otras realidades parroquiales, y todos somos de la opinión que nos hace crecer como persona, es algo que solo lo comprende quien lo vive, en la acogida te encuentras con los corazones, abiertos de par en par.

Siempre se pide ayuda a las otras realidades parroquiales, por wassahap compartimos cartel del evento y las necesidades que acontecen, al tener las reuniones del consejo parroquial el primer lunes de mes, ayuda a informar de todo lo que acontece en la parroquia, nos implicamos tod@s para llevar adelante el proyecto y utilizamos las redes sociales para informar de todo.

Desde hace tres años que el Papa Francisco instauró la Jornada Mundial de los Pobres en el mes de noviembre, nuestra Parroquia organiza el gesto de compartir con nuestros participantes, lo celebramos en el colegio Carmelitas de nuestra ciudad, ya que no tenemos espacio en la parroquia, nos sirve para vivir con otras comunidades la grandeza de la Fe, sentirnos unidos, nuestros participantes, realizan dulces, y desde la parroquia hacemos chocolate, se montan mesas y sillas, y una tarima para poner la música y amenizar la jornada, también el grupo de Jóvenes en Acción de la parroquia (JEA), preparan divertidos juegos para los niños. En el mes de mayo realizamos una Feria de Culturas, junto con el Ayuntamiento de nuestra Ciudad, en la concejalía de Bienestar Social, lo realizamos un sábado por la mañana, ante la llegada de migrantes a nuestra ciudad, nos reunimos de diferentes continentes, y donde vemos la riqueza de las diferentes culturas, compartimos comidas típicas y bailes, testimonios y divertidos juegos para los niños y a finales de junio, en conjunto con todas las parroquias de nuestro Arciprestazgo, grupos juveniles de la ciudad y el Ayuntamiento, con la concejalia de deportes, realizamos unas Jornadas Integrativas, nos convocamos en Centre Esportiu Municipal(CEM),es un centro deportivo al aire libre, donde hay pista de atletismo, campos de fútbol, etc., realizamos una mañana de juegos grupales, entre los niños y niñas de sambori y de catequesis.

Todos juntos y con la ayuda de Dios, hacemos parroquia; pero esto no seria posible si al frente no estuviera nuestro Párroco D. Jean Chrysostome, que nos anima y nos da la fuerza para cumplir nuestro cometido diario.

Y así con perseverancia podemos ir ayudando a nuestros hermanos más necesitados y excluidos de la sociedad.

Felices de poder ayudarles desde la caridad, Dios nos marca el camino y nosotros solo hacemos lo posible para seguirlo.