No se trata solo de migrantes…

El próximo domingo 29 de septiembre 2019, la Iglesia celebra la jornada mundial de migraciones y refugiado.

En su carta a los todos los fieles y hombres y mujeres de buena voluntad, el Papa repite mas de una vez estas palabras: “no se trata solo de migrantes…

No se trata de migrantes, significa que al mostrar interés por ellos, nos interesamos también por nosotros, por todos; que cuidando de ellos, todos crecemos; que escuchándolos, también damos voz a esa parte de nosotros que quizás mantenemos escondida porque hoy no está bien  vista.

No se trata solo de migrantes, también se trata de nuestros miedos. La maldad y la fealdad de nuestro tiempo acrecienta: “nuestros miedos a los “otros”, a los desconocidos, a los marginados, a los forasteros.

No se trata de migrantes: se trata de la caridad. A través de las obras de caridad mostramos nuestra fe.

No se trata de migrantes: se trata de nuestra humanidad. lo que mueve al samaritano, un extranjero para los judíos, a detenerse, es la compasión, un sentimiento que no se puede explicar únicamente a nivel racional.

No se trata solo de migrantes: se trata de no excluir a nadie. El mundo actual es cada día más elitista y cruel con los excluidos. Los países en vías de desarrollo siguen agotando sus mejores recursos naturales y humanos en beneficio de unos pocos mercados privilegiados. Las guerras afectan solo a algunas regiones del mundo; sin embargo, la fabricación de armas y su venta se lleva a cabo en otras regiones, que luego no quieren hacerse cargo los refugiados que dichos conflictos generan.

Estos son, entre otros, las ideas principales del Papa al ocasión de esta Jornada.

Dios es bueno, constantemente.

Comparte esto: