Viernes de los dolores y besamanos

Queridos hermanos,

Estamos en la recta final de cuaresma y la Iglesia nos recuerda una vez más, la presencia de la Virgen María en la historia de la Salvación. Este viernes anterior al domingo de Ramos es conocida por la Iglesia como viernes de Pasión, y marca el inicio de semana Santa. Ese día se celebra los 7 dolores de nuestra Señora, su sufrimiento cuando su hijo Jesús fue crucificado, incluyendo en la liturgia de la Misa la secuencia del Stabat Mater. Esta fiesta es la antesala de Semana Santa y se sigue con la costumbre de ayuno y abstinencia.

La profecía de Simeón en la presentación del Niños Jesús; la huida a Egipto con sus padres; la perdida de Jesús en el templo; el encuentro de Jesús con la cruz a cuestas camino del Calvario; la crucifixión y la agonía de Jesús; la lanzada y el recibir en brazos a Jesús ya muerto; el entierro de Jesús y la soledad de María.

La virgen siempre mantuvo todo eso en su corazón y nos demostró como debemos llevar nuestra cruz y la cruz de nuestros hermanos. Así que sigamos su ejemplo de humildad y esperanza en nuestras vidas

Comparte esto: